Consejos para padres con hijos/as adolescentes

 

Tú cómo padre o madre, ya has sobrevivido a temas ,cómo

levantarse a las dos de la mañana para alimentar a tu hijo/a

cuando eran bebes, a las rabietas de cuando tenían tres o cuatro

años. También se pude sobrellevar el tener un hijo/a adolescente en

vuestra familia. Es bueno leer sobre consejos para padres.

 

Si consideramos la adolescencia, como un periodo de intenso

desarrollo, tanto físico, moral e intelectual, es comprensible que

para vosotros, sea una etapa confusa.

 

¿Cuándo empieza la adolescencia?

 

Hay niños/as que empiezan la adolescencia muy pronto y otros

que tardan un poco más, muchos niños, muestran que han

entrado en la época de la adolescencia al cambiar la forma de

relacionarse con sus padres, empiezan a separarse de sus padres

y a ser más independientes.

 

Sus amigos se vuelven más importantes que vosotros, como

padre y madre. Está muy extendido que el adolescente es

rebelde por naturaleza, no es cierto, se pueden dar algunos

casos; también pueden empezar a llevaros la contraria, tal vez

sea un buen momento para que como padres os plantéis

¿Cuánto espacio dejáis a vuestros hijos, para que empiecen a

mostrar su personalidad? ¿Soy un padre o madre demasiado

controlador/a? ¿Escucho a mi hijo? ¿Permito que sus gustos u

opiniones difieran de las mías?, quizás para que tu hijo/a te

entienda es posible qué primero le entiendas tu a él/ella:

 

  1. Los adolescentes no son extraterrestres: Son seres

humanos que están pasando por un momento muy

complicado, durante la adolescencia necesitan la presencia de

sus padres, sus consejos, opiniones y su guía

 

  1. Escucha a tu hijo/a: Escuchar lo que piensan, os ayuda mucho

a vosotros como padres a saber, como piensan y sienten

vuestros hijos

 

  1. Haz lo que digo no lo que hago: NO SIRVE, si nos empeñamos

en que nuestros hijos hagan lo contrario de lo que nosotros,

como padres hacemos, estaremos enviando mensajes

contradictorios

 

  1. Charla con frecuencia con ellos: Pasar tiempo con tus hijos/as

adolescentes, hablar con ellos, aunque sea de cosas sin

importancia, de deportes, de moda oct…Sirve para reforzar los

lazos y genera confianza mutua, si hablas con ellos y no estáis de

acuerdo en algo, vosotros, como padre o madre habla siempre

con argumentos, no imponiendo tus opiniones, por ser su padre

o madre.