El autoconcepto es un conjunto de percepciones sobre sí mismo, coherente y estable, aunque
también susceptible por cambios en las relaciones personales.

– Ideas, imágenes y creencias que uno tienen sobre sí mismo.
– imágenes que los demás tiene del individuo
– imágenes de cómo el sujeto cree que debería ser.
– imágenes que el sujeto le gustaría tener de sí mismo.

El autoconcepto en la infancia y adolescencia puede estar especialmente condicionado por la
imagen corporal, muchos adolescentes se inquietan y se preocupan por su cuerpo. Los
cambios rápidos que experimentan, no dejan de asombrarles; además la ansiedad generada
por el cambio corporal se ve reforzada por unos poderosos medios de comunicación que
presentan un ideal físico de hombre o mujer.

Auto aceptarse como uno es, es la condicion fundamental de la autoestima y la
autorrealización; esta aceptación hecha con lucidez, sinceridad y valentía, constituye el
fundamento de una vida sana.

La aceptación implica el reconocimiento de las propias cualidades, la toma de conciencia de
nuestro propio valor, como personas; la afirmación de la propia dignidad personal,
admitiremos que no somos perfectos, pero por eso no debemos infravalorarnos ni
considerarnos menos personas y menos completas que los demás.

La autoestima

Es la suma de la confianza y el respeto que debemos sentir por nosotros mismos y refleja el
valor que nos damos como persona.

La autoestima es la visión más profunda que cada uno tiene de sí mismo, es la aceptación de la
propia identidad y se sustenta en el concepto de nuestra valía personal. Es pues la suma de la
autoconfianza, del sentimiento de la propia competencia y del respeto y consideración que nos
tenemos a nosotros mismos.

La esencia de la autoestima es confiar en la propia mente y saber que somos merecedores de
la felicidad.
Entre los aspectos positivos que se derivan de un desarrollo adecuado de la autoestima, cabe
destacar los siguientes:

– Favorece el aprendizaje y la adquisición de nuevas ideas, no es un pensamiento rígido.
– Ayuda a superar dificultades personales, cuando una persona goza de una alta autoestima es
capaz de afrontar los fracasos y problemas que le sobrevienen, ya que dispone de la fuerza
interior para reaccionar para buscar las soluciones
– Estimula la autonomía personal, ya que es una persona segura de sí misma.

En definitiva, el autoconcepto es la idea que tenemos de nosotros mismos y la autoestima es
quererse a sí mismo, confiar en sí mismo.